¿Qué llevar en la maleta cuando me voy de campamentos?

En este momento estás viendo ¿Qué llevar en la maleta cuando me voy de campamentos?

Comienza la temporada y los padres nos preparamos para buscar el mejor campamento para nuestros hijos.  

Preparar una mochila que incluya todo lo necesario para sobrevivir en un campamento es un reto. 

Los campamentos son la mejor opción para que los niños pasen unas vacaciones divertidas lejos de la ciudad. Estos días (normalmente entre una y dos semanas) hacen que los niños se relaciones con otros niños, convivan al aire libre y practiquen mucho ejercicio. Además, deben ser experiencias muy agradables que recordarán el resto de sus vidas. 

Por ello, no puede haber dudas en el momento de hacer la mochila. Hay que leer cuidadosamente los consejos del campamento elegido para preparar todo lo que van a necesitar durante estos días que estarán lejos de casa. Confeccionar una lista con lo necesario siempre ayuda a evitar el exceso de peso. 

¿Qué meter en la maleta antes de ir de campamentos? 

1.- Saco de dormir y esterilla. Aunque no en todos los campamentos se duerme en tienda de campaña, es muy importante contar con estos dos elementos, ya sea para evitar el uso de sábanas o por si hacen alguna acampada en el exterior.  

2.- Linterna.  Les será de gran utilidad durante las noches, sobre todo si tienen que ir al baño o buscar algo en sus mochilas.  

3.- Cantimplora. Es un accesorio imprescindible tanto para las excursiones por el día como para saciar la sed nocturna. Además, no ocupa demasiado espacio en la mochila.  

4.- Ropa. Los campamentos suelen durar entre una semana y quince días. Es importante llevar la ropa adecuada para pasar una buena estancia. Varios pantalones cortos, varias camisetas y un par de calcetines por día, y ropa interior de sobras para evitar imprevistos. Tampoco debe olvidarse meter bañadores, un pijama y -dependiendo del destino del campamento- alguna sudadera y pantalón largo por si hace frío durante la noche, en algunas ocasiones es imprescindible llevar una prenda de abrigo. 

5.- Calzado. Un par de deportivas de repuesto y unas cangrejeras suele ser suficiente para pasar los días del campamento. Hay que tener en cuenta que el calzado pesa y ocupa un espacio importante.  

6.- Toalla de piscina y otra de ducha. Lo mejor es que los niños no utilicen la misma toalla para la piscina y para la ducha ya que la primera estará todo el día en el suelo y acabará sucia. Para ir a la ducha,les bastará con una de manos con la que poder secarse bien.  

7.- Neceser. Peine, cepillo, pasta de dientes, jabón y champú (si es posible en formato pequeño). También es fundamental la crema solar de factor 50 para que el sol no les queme.  

8.- Gorra para el sol y chubasquero. Durante las actividades diurnas, contar con una gorra que evite las insolaciones es muy importante ya que, la mayor parte del tiempo van a estar al aire libre, incluidos momentos de mucho calor. El chubasquero es para prevenir ya que, si por algún casual empieza a llover, tendrán con qué cubrirse.  

9.- Bolsas de plástico para ir metiendo la ropa sucia. De este modo, a los niños les será fácil ir almacenando lo que ya no van a ponerse y a tener todo lo más organizado posible. 

10.- Tarjeta sanitaria y dinero. Es importante que al inicio del campamento entreguen la tarjeta sanitaria o seguro médico a los responsables del campamento. Además, siempre es conveniente llevar algo de dinero para poder comprarse algún helado, gominolas o recuerdo del campamento.

Si estás apuntado a 360 Camp, revisa la Guía de Padres donde te dejamos un detalle de los materiales e imprescindibles que no se te pueden olvidar cuando hagas la maleta.

Te esperamos.

Deja una respuesta