“ Querida Mamá:
No se ni por donde empezar, solo puedo mirarte, sonreír y decirte GRACIAS, GRACIAS y más GRACIAS. Por quererme de esa forma tan sincera, por darme tantos empujones en esos momentos que lo necesitaba, por acompañarme en cada paso que he dado, por ayudarme a mejorar, por esos momentos que no te entiendo pero se que quieres lo mejor para mi y por ayudarme a cumplir todos mis sueños.
Por todo esto y por todo lo que nos queda por vivir juntos, GRACIAS.
Te quiero mucho. Disfruta de tu día!
Pdta: a partir de ahora te haré sonreír cada día”
.
Carta de un camper de 360 Camp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: